Review: Utøya, el atentado del siglo

Por Raúl Camarena

Utøya es una película del directo noruego Erik Poppe, sobre el atentado ocurrido en el islote noruego del mismo nombre, en el 2011.

Poppe no hace un recuento histórico de los hechos, sino que crea una terrorífica y agotadora experiencia de lo que se pudo vivir, por parte de las víctimas, durante los 72 minutos que estuvieron a merced de su atacante solitario.

Narrada espectacularmente en un plano secuencia, donde acompañamos a “Kaya”, interpretada de forma precisa por Andrea Berntzen, la película nos convierte, casi de inmediato en parte del grupo de jóvenes que estaban en la isla tratando de sobrevivir.

Con un breve, pero importante contexto de hechos, tenemos la referencia de un atentado con un auto bomba, que en un país como Noruega era tan imposible pensar como una invasión extraterrestre.

Una plática precisa nos pone en el contexto social del hecho y en el personal de nuestros personajes, cuya naturalidad, apoyada por una excelente cinematografía que combina realismo con una imagen natural, pero muy bien trabajada, que literalmente nos hace sentir que somos parte del hecho, sin que se sienta un recuento documental.

A partir del sonido de disparos, recreado por el uso de bocinas puestas por toda la locación, comienza un caos y una tensión brutal que se expresa en la expresión de los actores y en el comportamiento orgánico, casi humano de la cámara que deja de sentirse como tal.

A pesar de esto, por estar filmada en tempo real hay intervalos en el que la película está a punto de perdernos, pero la extraordinaria planeación, inserción (que no es montaje) y ejecución de varios y muy poderosos beats dramáticos, refuerzan la empatía con los personajes, la dimensión de la tragedia y la tensión por esperar, junto con ellos, la muerte inminente o algún milagroso rescate.

Por ahí hay críticas de que es una visión sesgada del hecho histórico. Olvídenlo. No va de eso.

La película trata y logra de que, al sentir en carne propia, un evento como éste, nos cuestionemos no sólo el evento mismo sino que haríamos nosotros en una situación similar.

Sin cuartel, sin florituras, pero con todo en su lugar, esta película es una muestra más de que, también en Noruega hace aire, y hay una renovada propuesta cinematográfica envidiable, digna de tomarse en cuenta y disfrutarse.

Utøya es una joya, valga el verso y simplemente no se la pueden perder.

Porque hay películas que, narrativa y artísticamente intentan algo, pero hay otras, como ésta, que lo logran todo. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s